viernes, 3 de septiembre de 2010

La realidad no basta

.
.
Hay días que son diferentes, no se explicar cómo son, pero son diferentes. Hoy por la tarde cuando salí de trabajar comenzó a llover. Era esa hora mítica en que el cielo está medio obscuro, medio rojo... medio vivo; la hora en que los pájaros se vuelven locos y los autos cantan y la gente grita y corre y sale de trabajar y el mundo es un caos. 
.


Creo que no escribo tan bien como creía; creo que debo escribir más. 
.

Había tomado un par de tragos y quería un cigarro. Me introduje en el mundo de las gotas y los autos; caminando sobre asfaltos mojados, pensamientos confusos y semáforos en rojo. Un taxi apareció frente a mi y me detuve... entonces por un momento sólo fui yo. En medio de la calle parado, con el pelo empapado, con el saco empapado y con los pies en un charco; y miles de sonidos diversos y dispersos bombardeándome, la totalidad envolvente. Me detuve sólo para escuchar la ciudad, para entender a qué suena el mundo... y era perfecto. Sentí la inmensidad sobre mí, la infinitud apuntándome, señalándome con su dedo descomunal. Me sentí extasiado, sofocado... vivo.

Entonces el taxi tocó la bocina y como si hubiese caído de un décimo piso, tuve un golpe de irrealidad, de subjetivismo puro. Me moví de nuevo, fui a la tienda y compré dos cigarros: uno me lo fumé mientras me abandonaba nuevamente a mis sensaciones, en esa especie de rapto voluntario, de secuestro metafísico. 

Al otro cigarro le escribí la fecha y lo guardé, lo guardé como el recuerdo del día que descubrí la forma de inmiscuirme en el mundo, el día que descubrí que la realidad no basta.
.
.
.

5 comentarios:

Estados de ánimo dijo...

Hum....No sé...
tuve un día tan parecido, llegué tan empapada a casa y busqué por un cigarro... pero no tuve ese minuto de irrealidad.
Besos :)

Clo

Liz dijo...

suena delicioso. sólo que me llevó a pensar lo contrario: no que la realidad no baste, sino que hay que sumergirse en ella. convertirse en laboratorio de percepciones, dejarse ir.. pero no sé si fue eso lo que quisiste decir.

Limonada 24 dijo...

=) La realidad, plana y sencilla NUNCA basta. Que bueno que la realidad NUNCA es plana y sencilla.
Me gustó!

Darlyn dijo...

tu forma de pensar me hizo sentir identificada.. pero en mi caso la realidad es muy monótona, miras al mundo y sientes como que no basta... necesitas algo diferente, algo que realmente sacuda tu mundo...

talvez eso solo exista en mi fantasía...


besos... me encantó como escribes

Anónimo dijo...

La realidad no me basta, y es por eso que estoy inquieto y pienso porque estamos aquí, a que venimos, porqué vinimos...y me dicen que no tengo que pensar...que son sólo atisbos los que voy a encontrar como felicidad, que realmente me completen, me hagan sentirque yo estoy sobre la inmensidad toda...ese momento los tengo, y muchas veces, gracias a que logro apagar la radio de mi mente. Cuando logré llevar esa sensación a la realidad en la que la sociedad no mantiene inmersos, te chiflo....