martes, 10 de junio de 2008

(entre parentesis)


Últimamente he escrito poco, más bien nada (y además soy un fiasco porque siento que esto ya lo había escrito) ¿será que se apoderó de mi el silencio? tal vez si, tal vez no, y en el mundo de los tal vez (también siento que ya escribí esto antes) uno nunca sabe cuanto ni cuando, pero aquí estoy, con mis escasos párrafos, un poco inoportunos (eso si muy propio de mi, todo inoportuno), con mis efímeros pensamientos (y ni eso, porque no se me ocurre que más escribiré después de la siguiente palabra).


Tengo un blog nuevo, que también está esperando que escriba algo en él (tiene como 3 ó 4 meses que lo abrí y ni una entrada) así que aquí estoy como cada vez que abro el blog, sin nada que contar, con mucho por escribir y la cabeza (como siempre) un poco hueca (por no decir que está más vacía que el cielo).


... (esos tres punto son una larga pausa de 5 minutos que gasté mirando cómo las hormigas transportan a un escarabajo) Existen pausas, unas más largas que otras (ni que lo digan yo tengo una pausa enorme que me drena la vida desde hace tiempo; pero mejor así, que se quede en pausa, vivo más tranquilo desde que logré dejarla en stop) y está no ha sido ni una ni la otra, simplemente ha sido, y pronto terminará (siempre digo lo mismo, ya ni yo me creo) ¿cómo lo se? sencillo, prometo venir aquí antes de que el siguiente fin de semana termine y escribir un par de textos (uno en cada uno de mis blogs) dignos de (el olvido) robarles algunos de minutos de su tiempo (que seguramente desperdiciarían), así que dense una vuelta por aquí el domingo, ya seguramente habré escrito (o al menos lo habré intentado) algo interesante (no como hoy).



Vuelvan pronto (peor final no me pude encontrar, soy un fraude).

1 comentario:

Cíclopa dijo...

Hola silencio que habla,
te mando un abrazo shhh... Viento.