domingo, 22 de abril de 2007

Los sabores de la vida.


La vida es de sabores; pero ¿a que sabe la vida? Sabe a guanábana, a helado de frambuesa, a pastel de chocolate, sabe a café y a vainilla y a canela y a tantas cosas; la vida sabe a fresas con kiwi, a papas a la francesa, sabe a gelatina de epasote, a crema chantilly, a vino tinto, a ponche de frutas, a chicle tutti-frutti, a leche con chocolate, a nieve de zapote, a agua de limón, a tamarindo con chile, sabe a cigarros de cereza, a cerveza, a licor de coco, a ron.

Son tan diversos los sabores de la vida, cada minuto es un nuevo sabor, y tiene en esos días de melancolía, sabores escondidos: sabe a noche desnuda, a labios sangrantes, a gotas de lluvia, a lágrimas. Endulzado con estrellas, el sabor de las nubes es como el del algodón de azúcar; mientras que la pasión siempre se sirve caliente en platos de porcelana cuando se come el fondue de sensualidad con tridentes de plata, el sabor de unos ojos rellenos de luna es suculento, acompañado del néctar de una boca, servido en copas de cristal cortado.

Son esos sabores secretos, esos que están escondidos en la insipidez del miedo los que yo quiero mostrarte, introducirte en el misterio de la alta glotonería, todo un gourmet de sensaciones , deleitando a escondidas un soufflé de besos mientras el mundo gira y los días transcurren.



Yo mujer quiero mostrarte los sabores de la vida.

9 comentarios:

Chano dijo...

mi vida a veces sabe a chilaquiles verdes, es bueno??

Gatita Cósmica dijo...

El miedo es el menos insípido de los sentimientos.

Mi vida sabe a vida.

Anónimo dijo...

SALADA. AMARGA. REFRESCANTE E INCITANTE COMO AGUA DE MAR.

Juan Cruz dijo...

La vida sabe, por experiencia, cuando el saber trae al sabor.

Saludos.

Liz dijo...

Puedo decirte “qué bien escribes” y fingir compostura, o decir “también sabe a queso, a hierbabuena y a sal” y aparentar seriedad… pero la verdad, la verdad es que tengo un antojo que tal vez no me deje hablar…

Jaime Alberto Tovar dijo...

Mi vida sabe a recuerdo, esperanza, a bacardi y miles de cosas mas jajaja saludos!

Anónimo dijo...

mi añoranza sabe a chelas con donitas, mi amor huele a humedad y mar, y mi dolor sabe a cafe....

vishou

tratando de comenzar una ueva vida...

Roberto dijo...

El chocolate, el café, el whiskey, la nieve de tequila, sal, humedad y también sabe a hambre y a sed.

El miedo no estoy seguro que te permite disfrutar los sabores de la vida, más bien, creo que distorsiona la realidad.

Lluvia dijo...

Hoy por hoy me sabe a chocolate con dulce de leche...cierro los ojos y el olor a canela impregna el lugar...¿es grave?jajaja
Feliz degustación de la vida!!!
La casualidad me llevo hasta tu casa, y ha sido un verdadero placer, volveré con tu permiso.
Un abrazo desde Valencia (españa)
ANA

PD: El viernes pasado cree este blog pero solamente para fotofrafias otra de mis grandes pasiones, como el escribir, para ello utilizo un space msn te dejo la dirección: http://lluviadeacordes.spaces.live.com/PersonalSpace.aspx?_c02_owner=1